Conozca el Clap modelo en producción

0
129

Los Clap nacieron para enfrentar una situación concreta: el desabastecimiento de alimentos y el aumento de precios de los mismos. Pasado más de un año desde su inicio se han planteado nuevos objetivos. Uno de ellos, centrales, es la producción, es decir que los Clap no sean únicamente un espacio de organización para distribuir la comida sino también para producirla.

Así varios ensayos productivos se han iniciado a lo largo y ancho del país. Uno de ellos en Apure, más exactamente en Guasdualito, donde se decidió impulsar de manera decidida una política de producción de proteínas animales y vegetales. Los primeros pasos se dieron hace unos meses, y los resultados están a la vista de quien se acerque: producción de tomates, pimentones, cebollín, plátano, caraotas, lechosas, parchitas, y pollos de engorde. Las dos primeras camadas de pollos dieron un total de 600 kilos, la tercera y cuarta darán más, 1300 kilos.

La política de venta de la producción se centró en priorizar a los Clap, los integrantes del Pdval, lindero con el terreno, y las jornadas de venta de mercados comunales. El plan además es ampliar los rubros para sembrar arroz, y comenzar la cría de conejos y gallinas ponedoras. El objetivo es que los 800 metros cuadrados de la unidad de producción social estén totalmente productivos.

“Queremos demostrar que sí se puede, que esto sea una vitrina, que en espacios pequeños se pueden hacer grandes cosas”, afirma Ana Belandre, una de las cuatro ingenieras responsables en la unidad de producción.

Esta experiencia demuestra que con voluntad política, organización de la gente, y articulación con instituciones, se pueden construir espacios productivos, cultura de la producción en un momento de crisis económica generada por la guerra y agravada por la corrupción. Y plantearse nuevas metas, como en esta unidad de producción, donde dentro de poco también comenzará a funcionar una planta para alimento de engorde para los pollos, que será instalada en una comuna. Así se podrá contar con esa materia prima clave, que actualmente está en manos de privados que aumentan los precios de manera semanal.

La necesidad de aumentar la producción es urgente. Esa responsabilidad está en manos del Estado, los productores, las organizaciones populares como comunas, consejos comunales, Clap. El caso de Guasdualito demuestra que se puede.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Comentarios

SIN COMENTARIOS