(ALBA MOVIMIENTOS) Elecciones en Honduras: Basta de golpes blandos, por el respeto a la voluntad de las mayorías

0
137

La Alianza de Oposición contra la dictadura encabezada por Salvador Nasralla festeja la victoria en Honduras, tras una agobiante, innecesaria, y mal intencionada espera para la definición de los resultados finales, en un intento del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la derecha golpista de secuestrar las elecciones, legitimar un fraude en proceso, y asestar un golpe a la voluntad popular que se pronunció en las urnas del hermano país centroamericano.

Desde que se fue dibujando el panorama, y que Juan Orlando Hernández niega a reconocer los resultados, voces de pueblo y líderes denuncian el intento de fraude, llaman a la movilización popular para frenar al (TSE), y demandan solidaridad internacional y presión por parte de los Observadores Internacional en asegurar las garantías del proceso.

Todo indica que ya es irreversible y que el nuevo presidente de Honduras será Salvador Nasralla, como expresión de la unidad en la diversidad de fuerzas políticas que, tras un proceso interno, definieron enfrentar a quienes han sumido a hondureñas y hondureños en una profunda crisis, en la violencia galopante, y expuesto las riquezas del país al saqueo y la expoliación de trasnacionales, sus compinches internos, y plegados a las políticas y mandatos del imperialismo yanqui.

Como mismo asegurara Nasralla, es preciso derrotar la dictadura de Juan Orlando Hernández para refundar el país, rescatar la institucionalidad, y trabajar en pos de la construcción de un mejor país centrado en las necesidades de su pueblo, y no en los intereses y el egoísmo de una minoría explotadora.

Desde ALBA Movimientos exigimos el respeto a la voluntad del pueblo hondureño expresada en las urnas. Denunciamos los intentos de manipulación y el intento de robo del triunfo de la Alianza de Oposición contra la dictadura encabezada por Salvador Nasralla.

Demandamos transparencia y respeto a la democracia y la legalidad de un proceso eleccionario y exigimos tanto al Tribunal Supremo Electoral como a los observadores internacionales que se apeguen a la verdad y eviten el fraude.

Recordemos que Honduras fue víctima de un golpe de estado que derrotó al presidente electo Juan Manuel Zelaya hace ocho años y que sumió al país en la profunda crisis que vive hoy, y que fue, junto al golpe de estado a Fernando Lugo en Paraguay hace cinco años, marcó el inicio de una ofensiva de la derecha y el imperialismo en contra de los pueblos de nuestro continente, expresada dolorosamente después contra Brasil, Venezuela, Argentina, y más recientemente Ecuador.

Muy significativo que sea precisamente Honduras quien retome el sendero de triunfo de los pueblos en lucha en otro momento en donde estamos abocados a nuevos procesos electorales que puede ser la remontada que necesitan las causas justas en el continente.

Ya Venezuela nos dio otra lección de democracia y profunda fuerza del chavismo contra todo tipo de guerra por aniquilar la Revolución Bolivariana, pero junto con Honduras, están por venir nuevas batallas electorales dentro de la propia Venezuela, en Brasil con la necesidad del triunfo de Lula, la estratégica reelección de Evo Morales en Bolivia, la pelea que da el pueblo para la disputa electoral en Panamá, por solo citar algunos ejemplos de que la batalla electoral estará marcando el tiempo por venir, y que ello se puede reconfigurar el panorama político y la correlación de fuerzas en el continente.

Contra la democracia de las élites, democracia real de los Pueblos

¡Vivan las voces de los pueblos en lucha!
¡Viva la unidad y la integración Nuestro Americana!
¡Alertas! ¡Impidamos que se legitime un fraude de la derecha golpista en Honduras!
¡Viva el pueblo hondureño!

ALBA Movimientos

Comentarios

SIN COMENTARIOS