El reto del Fiscal General para sanear a PDVSA tres meses después

0
52

Las pesquisas, con una participación excepcional de la DGCIM (contrainteligencia), han permitido identificar hechos puntuales de corrupción y adicionalmente ha contribuido a definir los mecanismos utilizados por estas bandas criminales infiltradas en PDVSA para apropiarse de la riqueza petrolera, cuyo usufructo está dirigido a garantizar la viabilidad financiera de la República y a brindar calidad de vida a los venezolanos.

A estas alturas hay que precisar que más que hechos aislados, los casos de corrupción que el Ministerio Público (MP) ha judicializado son parte de una compleja trama delictiva que ha comenzado a descubrirse, y que ya comienza a marcar la ruta a seguir para precisar su origen y desmantelar de raíz la fuente de los mismos.

Este lunes, el titular del MP anunció nuevos avances y hallazgos que llevan a líneas adicionales de fraude, como es el “maquillaje” de cifras de producción en la División Punta de Mata de la Dirección Ejecutiva de Exploración y Producción Oriente de PDVSA.

En este punto, cuando la nueva gestión arriba a su tercer mes, estos son los principales elementos que hacen parte del balance de casos y procesos relacionados que han sido atendidos por la vindicta pública, con el objetivo de salvar la integridad de la industria petrolera:

  1. Desfalco por contratos con sobreprecio en la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO): la investigación permitió identificar como modalidad de fraude la formulación de contratos con sobreprecio sustancial a favor de un conjunto de empresas cuyos directivos actuaban en combinación con gerentes y funcionarios de PDVSA y de sus empresas mixtas. Estas actuaciones han llevado procesamiento de altos directivos de la industria como Pedro León Rodríguez, ex director ejecutivo de la FPO, empresarios como Carlos Esteban Urbano Lugo, del grupo Cuferca, y el actor Manuel Sosa, entre otros. Esta investigación se mantiene con líneas de trabajo complementarias derivadas de los hallazgos iniciales.
  2. Sabotaje a la producción en Petrozamora: en la División Occidente de PDVSA se procesó información sobre un mecanismo de sabotaje que afectaba las operaciones de Petrozamora, empresa mixta con el grupo ruso Gazprom, y que provocó pérdidas de 15 millones de barriles de crudo y de 500 millones de dólares entre 2015 y 2017. Las acciones de sabotaje incluían restricciones en el acceso al servicio de gas, también omisiones y complicidad en materia de seguridad que permitían hurtos y daños a instalaciones eléctricas en las unidades de extracción de petróleo. Por este caso hay cerca de 20 detenidos, incluyendo el ex presidente de la Corporación Venezolana del Petróleo (CVP), Orlando Chacín, y los directores de la División Occidente.
  3. Desmantelamiento y uso de seriales de vehículos desincorporados División Carabobo Monagas: un hecho que refleja la complejidad y diversidad de hechos delictivos que se han ido generando en PDVSA, es el desmantelamiento y desincorporación de vehículos de la flota de la industria, con el fin de emplear sus seriales para “legalizar” otros vehículos que habían sido hurtados. Esta acción involucró a unos 600 vehículos en campos petroleros del estado Monagas. Por el caso, hay al menos seis funcionarios detenidos de la industria, otros se fugaron.
  4. Sobreprecio en compras internacionales de Bariven (filial de PDVSA): una investigación sobre el comportamiento de las adquisiciones realizadas por Bariven, permitió verificar la existencia de un esquema de sobreprecio que, en al menos un caso, llegó al 98 mil por ciento (98.000%). Por estos hechos fueron aprehendidos e imputados el presidente de la filial, Francisco Jiménez Yusti; el gerente de Servicios Técnicos, Joaquín Ernesto Torres Velásquez; y el analista de Compras de la referida empresa, Javier Alexander Sosa Dilluvio. Esta investigación permitió corroborar que esta empresa incurrió en ilícitos durante los procesos de compras, tanto en bolívares como en dólares, por montos superiores a los 10 mil millones de bolívares y 119 millones de dólares.
  5. Reapertura de investigaciones por caso de legitimación de capitales por parte de ex funcionarios de PDVSA: tras la captura de al menos tres ex funcionarios de la industria en España, el MP acordó reabrir las investigaciones que habían sido cerradas por la anterior gestión de la institución. Se trata de los casos del ex viceministro de Energía Eléctrica, Nervis Villalobos; el ex directivo de Bariven, Cesar Rincón Godoy; y del ex gerente de Prevención y Control de Pérdidas (PCP), Rafael Reiter Muñoz. Asimismo se mencionó al ex directivo de Bariven y ex presidente de La Electricidad de Caracas, Javier Alvarado. En este caso, se trata de acusaciones relacionadas con la legalización de activos depositados en bancos de Andorra y España, y que presumiblemente provienen de fraudes a la administración en Venezuela, o se corresponden con pagos extorsivos realizados por empresas contratadas por PDVSA.
  6. “Maquillaje” de las cifras de producción de petróleo en la División Oriente: se trata de un mecanismo de fraude que consistía en adulterar los volúmenes de producción petrolera, con el objetivo de simular una eficiencia que no existía y reportar falsos niveles de comercialización para obtener pagos por regalías, así de esa manera aumentar el presupuesto asignado. Las pérdidas causadas superan los 1 mil 400 millones de dólares durante los últimos tres años, desde noviembre de 2014 hasta abril de 2017, y alteró la cantidad de crudo producida en 21 millones 797 mil barriles. Por los hechos han sido aprehendidos 10 altos funcionarios, incluyendo el director de Exploración y Producción de la División Oriente, y el ex viceministro de Planificación del Transporte, Luis Ramón Mendoza Guerra.

El saldo general a la fecha indica que se encuentran privados de libertad 42 funcionarios de PDVSA, incluyendo siete de alto nivel como: Pedro León Rodríguez, Gustavo Malavé Bucce, Orlando Chacín, Francisco Jiménez Yusti y Pavel Rodríguez.

La Tabla

Comentarios

SIN COMENTARIOS