Brigada del MST en Venezuela cumple 12 años de producción y formación agroecológica

0
285

Un sueño de integración y solidaridad entre los pueblos es lo que mueve al Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) de Brasil en el plano internacional. Con esa apuesta, la organización mantiene actualmente brigadas internacionalistas en once países. Uno de ellos es Venezuela, donde el movimiento está presente desde hace 12 años con el objetivo de prestar apoyo a la Revolución Bolivariana.

En la nación sudamericana, el MST se sumó a organizaciones locales, y juntos coordinan una escuela de formación política en la Unidad de Producción Social Agroecológica (UPSA) Caquetios. El centro educacional queda en el municipio de Barquisimeto, en el estado de Lara, región central del país. Las UPSA son unidades de producción agrícola destinadas a pequeños agricultores, creadas por el gobierno de Venezuela.

Además de la formación política, el MST desarrolla un proyecto de producción de semillas nativas y agroecológicas. La iniciativa se realiza en asociación con el Estado venezolano y con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés).

Para la coordinadora de la escuela de Caquetios, Luisa Araujo, el objetivo principal de este centro de formación es contribuir con la formación de líderes locales. “Este es un espacio de articulación de los movimientos, organizaciones sociales, consejos comunales y expresiones del poder popular que necesitan cualificar a sus líderes y así, seguir fortaleciendo el legado del comandante [y ex presidente venezolano] Hugo Chávez. Esta escuela es muy importante también por su vocación productiva”, explica.

Este año, la escuela realizó cinco cursos, siendo el último de ellos el de Formación de Formadores, que comenzó el día 30 de octubre y durará hasta el 26 de noviembre. Cerca de 20 representantes de movimientos populares participan de la actividad de cualificación de líderes sociales. Después van a reproducir el conocimiento recibido en sus espacios organizativos.

Entre los participantes del curso están representantes de los principales movimientos populares venezolanos, como la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, el Frente Francisco Miranda, el Movimiento Ecologista de Venezuela, el Consejo Presidencial Campesino, el Movimiento Agrourbano, además de líderes de comunas y del movimiento estudiantil.

Historia

En Venezuela, la Brigada Internacionalista del MST tiene el nombre de Apolônio de Carvalho, en homenaje al luchador e intelectual brasileño fallecido en 2005. Este también es el año en que comenzó el primer proyecto en el país, que fue la construcción del Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecología (IALA) Paulo Freire, en el estado de Barinas, centro del país.

“En ese período, nos dedicamos a diferentes procesos de formación, contribución con procesos productivos y con la integración entre los pueblos. Mucha gente de Brasil vino a conocer las experiencias políticas de Venezuela, así como también los venezolanos fueron a Brasil a aprender y compartir”, relata Edson Bagnara, coordinador de la brigada Sin Tierra en Venezuela.

El proyecto de la UPSA tiene lugar también en otras dos regiones del país: en Junquito, un poblado rural próximo a la capital Caracas; y en el estado de Mérida, en la frontera con Colombia. Juntos, los proyectos de formación y producción son parte de un conjunto de acciones destinadas a campesinos, dirigentes de movimientos populares y líderes de comunas, para reforzar la actividad en el campo, la organización social y la producción de alimentos en Venezuela.

Según Bagnara, el difícil momento que atraviesa el país, de exasperación de la crisis política y de la guerra económica, creó la necesidad de mayor apoyo internacionalista y de fortalecimiento de las relaciones entre los movimientos. Por eso, la presencia del MST y de otras organizaciones populares de América Latina en el país es un importante punto de resistencia contra los ataques de partidos y gobiernos de derecha.

Brasil de Fato

Comentarios

SIN COMENTARIOS