Catalunya: La jueza encarcela a ocho consellers y ordena detener a Puigdemont y el resto del Govern

0
56

La jueza Carmen Lamela ha decretado el ingreso en prisión incondicional del vicepresident del Govern, Oriol Junqueras, y de los otros siete consellers que han comparecido en la Audiencia Nacional esta mañana. También ha enviado a prisión al exconseller Santi Vila, aunque podrá eludirla con una fianza de 50.000 euros. La Audiencia Nacional también ha ordenado detener a Carles Puigdemont y a los consellers que están con él en Bruselas.

La jueza Carmen Lamela ha atendido la petición de la Fiscalía y ha decretado prisión incondicional para el vicepresident catalán, Oriol Junqueras, y para los consellers Jordi Turull (Presidencia), Josep Rull (Territorio), Meritxell Borràs (Gobernación), Raül Romeva (Asuntos Exteriores), Carles Mundó (Justicia), Dolors Bassa (Trabajo) y Joaquim Forn (Interior).

También ha ordenado el ingreso en la cárcel de Santi Vila, conseller de Empresa que dimitió antes de la declaración de independencia, aunque podrá eludirla si abona una fianza de 50.000 euros.

La jueza justifica los encarcelamientos en que aprecia «alta probabilidad» de riesgo de fuga porque «tampoco puede olvidarse el poder adquisitivo de los querellados que les permita abandonar fácilmente el territorio español y subsistir en el extranjero». Alude al desplazamiento de Puigdemont y otros cuatro consellers a Bruselas y señala en su auto que «en este punto basta recordar el hecho de que algunos querellados ya se han desplazado a otros países eludiendo las responsabilidades penales en las que pueden haber incurrido».

También observa un «alto riesgo» de reiteración delictiva, teniendo en cuenta que las «actividades delictivas descritas se han venido planificando y realizando de forma consciente por los querellados durante más de dos años».

A cinco prisiones

Los consellers han sido dispersados en cinco prisiones distintas: Meritxell Borràs y Dolor Bassa han sido conducidas a Alcalá Meco; Jordi Turull y Raül Romeva a Valdemoro; Josep Rull a Navalcarnero; Carles Mundó y Santi Vila a Aranjuez; y Joaquim Forn y Oriol Junqueras a Estremera., según informa Nació Digital.

Orden de detención

La jueza también ha aceptado la petición de la Fiscalía y ha ordenado detener a Carles Puigdemont y los cuatro consellers que permanecen con él en Bruselas: Antoni Comin, Meritxell Serret, Lluís Puig y Clara Ponsatí. La Fiscalía pide que las órdenes se dirijan a las autoridades belgas al constar que han viajado a ese país.

El Ministerio Público asegura que «constan reiterados intentos de entregar la citación en su domicilio, así como reiteradas llamadas telefónicas, a las que se ha hecho caso omiso» por parte de esos imputados para los que pide la detención.

Por su parte, añade, Puigdemont «ha manifestado públicamente su intención de no comparecer y ha solicitado, como también lo han hecho Antoni Comín y Maritxell Serret, efectuar declaración por videoconferencia, sin ofrecer dato alguno sobre su paradero actual».

«Es un hecho notorio y públicamente conocido su citación para comparecer en el día de hoy a declarar como investigados», pese a lo cual, destaca el fiscal, estas cinco personas «no han comparecido».

Rechazo de las fuerzas soberanistas y dimisiones en el PSC tras el encarcelamiento del Govern
El encarcelamiento del vicepresidente y otros siete miembros del Govern catalán ha provocado numerosas reacciones. ERC, PDeCAT, la CUP, Podemos y sus filiales en Catalunya han rechazado las órdenes de ingreso en prisión. Jordi Ballart, alcalde de Terrasa y miembro del PSC, ha dimitido y se ha dado de baja de la formación.

La presidenta del Parlament catalán ha considerado «injusto e indecente» la orden de la juez Carmen Lamela de encarcelar a ocho consellers del Govern y les ha mostrado su solidaridad tanto a los encarcelados como a sus familaires.

«Hoy encarcelan al Govern legítimo de Catalunya. Hoy encarcelan la democracia. ¡Pero no saben que es imposible encarcelar la libertad!», ha señalado ERC en su cuenta de Twitter.

La diputada de la CUP en el Parlament Mireia Boya ha llamado a reaccionar por los derechos humanos y la república tras la prisión dictada para el vicepresidente y los siete consellers del Govern catalán, y ha tachado al Estado de «fascista». «El Govern legítimo a prisión. Es un Estado fascista. Si lo normalizamos nos anulamos como pueblo. Reaccionemos por los derechos humanos y la República», ha afirmado en un apunte en su Twitter.

Del mismo modo, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha pedido libertad para todos ellos.. «Ahora ponen en prisión a nuestros consellers. Piensan que, con ellos, nuestras ideas e instituciones. ¡Les dejaremos claro que no!».

En la misma red social, la alcaldesa de Barcelona, ha pedido «frente común para conseguir la libertad de los presos políticos». Asimismo, el líder de SíQueEsPot en el Parlament, Lluís Rabell, ha rechazado los encarcelamientos, y considera que «agrava la crisis política». «Terrible agravamiento de la crisis política. ¡No al encarcelamiento de los miembros del Govern!», ha destacado.

El secretario general de Podem y diputado en el Parlament, Albano-Dante Fachin, también ha denunciado los encarcelamientos. «Con la misma fuerza que he criticado a este Govern encarcelado, trabajaré para que esté libre. No pasarán». «A partir de esto, solo hay una salida, estar a la altura de la gente del 1-O. O asumir el desastre. Escojamos», ha añadido.

El secretario general de UGT Catalunya, Camil Ros, ha lamentado la noticia: «!Nunca una persona por defender sus ideas políticas pacífica y democráticamente puede ir a la prisión!».

Las reacciones tampoco se han escapado a otras instituciones catalanas. El primero en mostrar su rechazo ha sido Jordi Ballart, alcalde de Terrasa y miembro del PSC (partido que apoya la intervención de la autonomía catalana y la represión estatal), que ha dimitido y se ha dado de baja de la formación.

Naiz

Comentarios

SIN COMENTARIOS