Construir poder popular es consolidar el poder político para la revolución/Gerónimo Paz

0
278

Sigue la contraofensiva estratégica Revolucionaria. Pasito a pasito, como dice la canción, se va avanzado en la estabilidad democrática, se va consolidando el poder político para el chavismo ante un adversario que luce desorganizado y descompuesto en todas sus líneas. Es de reconocer la eficiencia política de la conducción estratégica del proceso, su determinación y firmeza para defender el gobierno bolivariano, su cohesión y unidad para resguardar nuestro bien más preciado, la independencia y soberanía nacional.

El guion táctico seguido hasta ahora son acciones sucesivas y audaces. La convocatoria de la ANC, las elecciones regionales después y ahora la elecciones municipales configuran una Contraofensiva Estratégica bien concebida y ejecutada. La sólida unidad del chavismo, no sin tensiones como es lógico, la lealtad Patriótica de las FANB, “el capital Político indestructible” como dice el Padre Molina, que es la conciencia histórica del pueblo pobre venezolano, son las bases de las victorias hasta ahora alcanzadas.

Como parte de esta contraofensiva estratégica vamos a una nueva batalla electoral, las elecciones de alcaldes y alcaldesas. En este punto es propicio recordar una máxima de la estrategia que plantea que en la guerra (la política según Chávez es la guerra por otros medios y métodos), no solo hay que saber cómo obtener victorias sino también cómo consolidarlas y sostenerlas. En la lógica de Chávez consolidar victorias es darle más poder al pueblo, fortalecer su papel protagónico, profundizar la democracia Revolucionaria construyendo nuevas formas, nuevas instituciones que vayan superando el Estado oligárquico.

En esta perspectiva se debe avanzar entonces, no hacerlo sería sub explotar el éxito, no aprovechar el escenario favorable para avanzar hacia los objetivos históricos de la revolución bolivariana cuyo eje de gravedad es el Poder Popular. La transformación del poder público municipal cuyo modelo de gobierno está intacto y obedece a las viejas formas de poder, debe ser debatido y asumido como una forma concreta de consolidar las victorias obtenidas dando más protagonismo al pueblo.

Cuando hablamos de municipalizar el poder popular nos referimos a transformar la vieja institución de las alcaldías en algo más democrático, con lo cual se vaya sentando las bases ciertas del nuevo poder nacional, del nuevo Estado. No se trata de eliminarlas como figura político administrativa. Se trata de hacerlas más democráticas, más abiertas, que el pueblo organizado tenga medios y mecanismos concretos para influir en las políticas, en la formulación de presupuestos, en el control y seguimiento de la gestión, en las transferencias de competencias a las comunas, a la transformación de los parasitarios concejos municipales en asambleas municipales del poder popular, por ejemplo.

La municipalización del poder popular es la aplicación de la nueva geometría del poder, de la territorializacion del modelo socialista que dibujó Chávez y nos dejó como línea estratégica.

Avanzar hacia la democratización de el poder público municipal es viable, no es utópico, solo requiere de voluntad política. Para ello es indispensable abrir un debate al respecto, que la gente exponga sus ideas y propuestas y a partir de allí se puede avanzar dese la ANC en una ley constituyente que cambie o reforme la actual ley que regula el régimen municipal.

Darle poder al pueblo es sostener y consolidar el poder político en manos de la revolución bolivariana. Es hacerla verdaderamente irreversible.
@GeronimoPaz
En Instagram: geronimopaz_crbz

Comentarios

SIN COMENTARIOS