Comunicado CRBZ: apoyemos al paro en Colombia

0
487

Colombia ha vuelto a las calles. El día 25 comenzó un paro nacional indefinido para lograr la solución a problemas centrales del país: el necesario cumplimiento de los acuerdos de Paz por parte del gobierno de Juan Manuel Santos, el freno a los asesinatos sistemáticos de líderes sociales y campesinos en manos del paramilitarismo, y la arremetida y despojo sobre el campesinado con el intento de erradicación violenta de las plantaciones de coca.

Las acciones de calles fueron convocadas por el movimiento social y político Marcha Patriótica, la Coordinadora de Cultivadores e Hojas de Coca, Amapola y Marihuana, la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, la Coordinadora Nacional de Pueblo Indígenas, y la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina.

Las demandas planteadas en el paro ponen de manifiesto la situación de encrucijada que se vive en el hermano país, donde el gobierno ha venido incumpliendo lo acordado en La Habana en los acuerdos de paz firmado con las Farc -hoy convertidas en partido político- dejando avanzar al paramilitarismo sobre zonas donde las Farc se desmovilizaron, con el amparo del Fiscal General y la consecuente inacción de la justicia.

Esta inacción del Estado, es decir complicidad, ha dejado un saldo de más de 100 dirigentes sociales asesinados en lo que va del 2017, y masacres como la vivida recientemente en Tumaco, donde fueron asesinados 15 campesinos por el Ejército Nacional.

Ante esa situación, la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, articulada con organizaciones protagonistas del paro indefinido a través del Alba de los Movimientos Sociales y la Coordinación Latinoamericana de Organizaciones del Campo-Vía Campesina, nos solidarizamos con los reclamos de justicia social, de derechos humanos y cumplimiento de los acuerdos de paz que tanto han costado. Esas demandas son impostergables, son una condición para sentar las bases de una Colombia justa, igualitaria, de paz, algo por lo cual han luchado generaciones de colombianos y colombianas.

Necesitamos acompañar desde el continente a la lucha que se lleva adelante en Colombia. Debemos impedir que se silencie la situación que viven los movimientos sociales, campesinos y líderes, que hacen frente al ataque sistemático de las clases dominantes colombianas, el gobierno nacional y el uribismo, esos mismos sectores que públicamente critican a nuestra democracia venezolana mientras tienen su historia y su presente cubierto de violación a los derechos humanos, de asesinatos de hombres y mujeres del pueblo.

Coordinación Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

 

 

 

 

 

Comentarios

SIN COMENTARIOS