El derecho de Cataluña, la violencia de Rajoy

0
299

Mariano Rajoy, quien una y otra vez se pronunció “preocupado” por la situación en Venezuela, hizo hoy una demostración nítida de qué clase de gobierno preside: reprimió a mujeres, niños, ancianos, jóvenes, a todo aquel y aquella catalán/a que quisiera votar por su derecho a ser independiente.

La situación era predecible, ya, pocas semanas antes, el Partido Popular, había demostrado que ante la situación no dudaría en utilizar la violencia policial. Y así fue hoy: desde tempranas horas de la mañana se vio como la Guardia Nacional cerraba centros electorales, pegaba a mansalva, llegando al punto de reprimir a los mismos bomberos, en una muestra del nivel de conflicto alcanzado. Las imágenes se viralizaron por las redes, el mundo vio en vivo y en directo la respuesta del Estado español ante la demanda del pueblo catalán.

Se trata de un pedido histórico de Cataluña, el derecho a su independencia, y una negación sistemática del Estado español a concederlo. El debate es acerca de la autodeterminación de los pueblos, su derecho a decidir sobre su destino. Eso debe ser defendido, aún con las contradicciones que existan al interior del proceso independentista, que es policlasista y objeto de disputa en su interior.

Rajoy demostró varias cosas en un solo día. En primer lugar, que la derecha franquista, aquella que gobernó dictatorialmente durante décadas, está presente en el interior del Partido Popular, y actuó como sabe hacerlo: con la fuerza y la violencia. Allí están los números, con más de 850 heridos, una brutalidad que se pensaba olvidada, 400 centros electorales cerrados, más 700 mil personas que no pudieron votar. En segundo lugar, que no tiene, como ya se sabía, ninguna autoridad moral para hablar sobre Venezuela, y su preocupación por nuestra democracia.

En efecto, quien se rasgaba las vestiduras defendiendo el plebiscito ilegal de la derecha el pasado 16 de julio, mandó a reprimir a un referéndum legal del pueblo catalán. La mentira es clara, la complicidad de los medios de comunicación también, que le lavan la cara a Rajoy y acusan a Nicolás Maduro de dictador. ¿Todavía se animará a intentar dar clases de democracia al mundo luego de los que se vio hoy?

En cuanto al resultado obtenido, los números en horas de la noche del domingo indican que participaron 2.2020.144, de las cuales el 90% votó a favor del sí, aunque, como se dijo, esos números fueron disminuidos por el accionar del Estado español que amedrentó, golpeó, negó un derecho democrático. La lucha por la independencia no termina hoy. Lo que es seguro es que la fractura se hizo evidente, y que ante la amenaza el Estado español no dudará en aumentar los niveles de violencia. Nosotros estaremos donde siempre: con el derecho de los pueblos a decidir sobre su camino

Coordinación Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Comentarios

SIN COMENTARIOS