Carabobo: trabajador de Firestone víctima de sicariato

0
1581

El martes 14 de Marzo de 2017, después de salir de su jornada de trabajo con segundo turno a las 10 de la noche, Wilmer León fue seguido desde la Fábrica Alice Neumáticos de Venezuela C.A,  franquicia de Firestone, e interceptado poco antes de llegar a su casa. El vehículo recibió diez impactos de bala, tres de las cuales impactaron en el cuerpo de León. Los disparos terminaron por causarle la pérdida de órganos importantes y su vida corrió grave peligro. Actualmente está estable y en franca recuperación.

“Denunciamos el intento de asesinato del cual fue víctima nuestro compañero de trabajo Wilmer León. Lo rechazamos, venga de donde venga, y llamamos a la paz y a la no violencia. Pedimos la solidaridad de todo el pueblo con los trabajadores que estamos siendo agredidos. Nosotros venimos luchando desde hace muchos años en esa fábrica y no vamos a permitir que se nos violen los derechos humanos”, dijo Julio Tovar, trabajador de la fábrica.

Según los trabajadores de la fábrica y otros(as) compañeros del movimiento obrero carabobeño, Wilmer León ha sido un trabajador y luchador incansable, un dirigente y un líder de la clase trabajadora de la fábrica Firestone.

Desde hace 3 años, León y un equipo de trabajadores han asumido la defensa de los derechos laborales ante la empresa y se han presentado como una opción de peso en las venideras elecciones sindicales del 26 de Mayo de 2017. Se han trazado una lucha en contra de las injusticias que se cometen en la fábrica, en contra de los negocios establecidos entre un pequeño grupo de seudodirigentes sindicales y el patrono.

Por su parte, Marco Acosta, también trabajador de Firestone, manifestó su presunción de que esta acción de sicarito podría venir desde la fábrica, ya que, afirma, como trabajadores y dirigentes no tienen problemas externos: “En el trascurso de estos años hemos sido víctimas de agresiones físicas, de agresiones verbales y psicológicas, de amenazas por reclamar nuestros derechos establecidos en la Constitución y en la LOTTT. No van a aterrorizarnos utilizando el sicariato como arma política para callar a los trabajadores, seguiremos en pie de lucha”.

A la denuncia y el rechazo del atentado contra Willmer León se sumó Alexis Córdoba, también trabajador, señalando que se trata de actos cobardes de quienes no tienen razón y recurren a la violencia para tratar de silenciar a la voz disidente que tiene conciencia de lo que está sucediendo dentro de la planta: “El intento de asesinato al compañero Wilmer León nos da fortaleza para seguir dando la batalla. A Wilmer lo trataron de asesinar para callar a los trabajadores, pero no lo lograrán. Hoy tenemos más fuerza, y los trabajadores tenemos conciencia de clase. No podrán callarnos, seguiremos adelante”.

Por último, manifestaron sentir la agresión contra Willmer León como una acción en contra de todos, para callarlos y desmovilizarlos. Y anunciaron un plan de lucha que va desde realizar asambleas en las fábricas, hacer movilizaciones de masas y proceder ante la defensoría del pueblo y todos los entes competentes.

Finalmente, afirmaron su convicción de que más temprano que tarde retomarán su dirección sindical y la convertirán en un instrumento de lucha y de defensa los intereses de la clase trabajadora y un instrumento que articulará con los trabajadores, con las cientos de empresas que hay en este Estado para construir una fuerza sindical revolucionaria que enfrente realmente las condiciones de explotación a que diariamente son sometidos los trabajadores, como punto de partida para ir por el control de los medios de producción para ponerlos al servicio de la población en general.

Comentarios

SIN COMENTARIOS